miércoles, 8 de marzo de 2017

Florencia Labat recuerda uno de los mejores triunfos argentinos en Indian Wells

Labat, Coetzer y una de las canchas de Indian Wells versión '97. 

El inicio de la temporada 1997 era especial para el tenis nacional. Por primera vez en más de una década, Gabriela Sabatini ya no formaba parte del circuito y su ausencia representaba una incertidumbre pensando en los resultados que podían tener nuestros compatriotas en los tours ATP y WTA.

Aquella campaña, quien heredó el liderazgo del tenis femenino argentino fue Florencia Labat. Y la zurda porteña lo hizo con gran dignidad, demostrando por qué hacía varios años que se mantenía entre las mejores 50 raquetas del mundo con importantes actuaciones en grandes torneos. Fue justamente Florencia, en el espectacular certamen de Indian Wells, la responsable del primer éxito resonante para nuestro tenis después del retiro de Gabriela. En la tarde del sábado 8 de Marzo, sobre el cemento estadounidense, Labat derrotó en segunda ronda 1-6 - 7-5 y 7-5 a la sudafricana Amanda Coetzer, octava favorita, 13ª del mundo y flamante semifinalista del Australian Open tras vencer a la número 1 del ránking Steffi Graf.

El score por sí mismo refleja lo batallado que fue el encuentro: la argentina no sólo remontó un comienzo muy adverso, sino que además levantó un 0-4 en el set decisivo y 2 match points en el décimo juego. "De aquel partido recuerdo que fue larguísimo y muy intenso, ella era una jugadora muy sólida y cada punto había que lucharlo varios minutos. ¡No recordaba que levanté match points!", le cuenta Florencia a Tenistas Argentinas 20 años después de su victoria épica. 

Florencia en una entrevista con el diario Olé por su destacada labor en 1997.

Y continúa: "siempre los partidos contra Coetzer eran muy parejos, era una jugadora que nadie quería enfrentar, se sabía que contra ella los partidos eran muy largos, que no erraba y no te regalaba ningún punto. Había que ganarle cada punto del partido". Esa temporada, la rubia sudafricana volvería a vencer a Graf en Berlín y Roland Garros, sorprendería también a la nueva reina del circuito Martina Hingis en Leipzig y terminaría su año notable en el puesto número 3 del listado WTA. "A mí personalmente no me hacía daño su forma de jugar y prefería enfrentarla a ella y no a otras jugadoras top", señala Labat, quien ya había superado a Coetzer en otro cotejo maratónico en la tercera ronda del US Open '92, el triunfo que la ex 26 del ránking mundial recuerda como uno de los más significativos de su carrera. 

Como mencionábamos, 1997 encontró a Florencia Labat por primera vez como la mejor jugadora del país incluyendo mujeres y varones. Y no defraudó. A sus octavos de final en Indian Wells (caería en esa instancia con la francesa Testud) esa temporada se sumaron los octavos del US Open, las semifinales en Madrid derrotando a la rumana Spirlea (13ª), la tercera ronda de Wimbledon y encuentros memorables llevando a tres sets a Mónica Seles (3ª) en la capital española y a Arantxa Sánchez (5ta.) en Amelia Island. Distinguida con el premio Olimpia tras su exitosa campaña, Florencia concluyó el año en el lugar 39º WTA en singles (en Indian Wells se ubicaba 52ª), seguida por Hernán Gumy (84ª ATP) e Inés Gorrochategui (91ª WTA). 

"Ese año fue muy bueno para mí, pero creo que no modificó mucho el hecho de que yo fuera la número 1 de Argentina. Seguí jugando en el circuito como siempre y la difusión en los medios siguió siendo la misma para mí", cierra Florencia, recordada por su potente drive, su revés con slice, su inteligencia táctica dentro de la cancha y su incondicionalidad para representar a Argentina en la Fed Cup. Sin dudas, una de las tenistas más importantes en la historia de nuestro tenis. 



  • ¡Gracias Florencia por tu participación en la nota!
  • Fotos: members.tripod.com; Getty Images; Archivo personal diario Olé. Diseño de Tenistas Argentinas. 
  • Pueden ver videos de las actuaciones destacadas de Florencia en el '97 y otros años en nuestro canal de Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario