viernes, 6 de abril de 2012

Viviana González-Locicero, una de las grandes del tenis femenino argentino


Foto Gentileza Libro Historia del tenis en Argentina
 Andersen/ Puppo /  Tenniscom.com. 


Al ser un dato que no se encuentra muy difundido incluso entre las fuentes más confiables, me interesa resaltar, para abrir este artículo, que la rosarina Viviana González-Locicero fue, en 1977 y 1978, la tenista argentina que terminó mejor posicionada aquellas temporadas en el ránking mundial de la WTA.

75ª del mundo al finalizar el año '77 y 40ª al concluir el siguiente, Viviana -nacida en Abril de 1958- fue de las primeras jugadoras nacionales en obtener resultados destacados en el circuito internacional, del que participó asiduamente en la mayoría de los torneos.

Viviana (de vincha) junto a Ivanna (izq.)
y Claudia (atrás).
Contemporánea de tenistas históricas de nuestro país como Ivanna Madruga y Claudia Casabianca (foto), González-Locicero -también conocida como Viviana Segal, apellido de casada-, realizó una notable actuación en juveniles, donde ganó prestigiosos torneos como la Copa Bonfiglio, Eastbourne o el Banana Bowl y alcanzó las semifinales de Roland Garros. Al mismo tiempo, a partir de 1976, Viviana comenzó a representar a nuestro país en la Copa Federación, compartiendo equipo con jugadoras como Raquel Giscafré, Beatriz Araujo, Elvira Weisenberger, Adriana Villagrán, Emilse Raponi y las propias Madruga y Casabianca.

Ya en 1977, con 19 años, Viviana -nieta de Felipe Locicero, primer profesor de Vilas- superaba a Giscafré en el ránking mundial, en una temporada en la que alcanzó la segunda ronda de Roland Garros luego de atravesar la clasificación y vencer en el debut del cuadro principal a la top ten australiana Lesley Hunt nada menos que por un doble 6-0.

"Viviana es la más completa del grupo en la actualidad, con una gran potencia y manejo del tenis de fondo de cancha. Progresó en la volea y tiene triunfos sobre jugadoras de primer nivel. Trabajando su físico y planificando mejor sus encuentros, sin confiar tanto en su fuerza, puede estar rápidamente en posiciones más elevadas", escribía por entonces para la Revista El Gráfico el periodista Luis A. Hernández refiriéndose a la jugadora argentina.

Viviana en acción en las semifinales de Indianápolis '78 ante
la local Newberry.
La temporada 1978 representaría la mejor campaña en la carrera profesional de González-Locicero. Durante ese año, la rosarina accedería a los cuartos de final de los importantes torneos de Berlín y Toronto y alcanzaría los octavos de final de Roland Garros, derrotando en la segunda ronda del campeonato francés a la 4ta. favorita del certamen, la estadounidense Nancy Richey, 6-3 en el tercer set.

Meses más tarde, en otro de los torneos más grandes del circuito, Viviana lograría quizás el mejor resultado de su carrera profesional llegando a la final de Indianápolis, Estados Unidos, dejando en el camino a la top ten Mima Hausovec en primera ronda por 1-6 -6-4 y 6-0 y a la top 20 Janet Newberry en semifinales (foto), cayendo finalmente en la definición con la local Dana Gilbert.

"Conmigo siempre pasa así. Estoy nerviosa y tensa, por lo tanto falta de concentración, en la primera mitad del partido, pero allí tomo confianza y empiezo a dar lo mejor, por lo general peloteando hacia las líneas y con tiros cruzados con mucho topspin", expresaba Viviana luego de vencer sobre el clay norteamericano a la yugoslava Hausovec, campeona de Roland Garros 1977. Y, tras arribar a la final, agregaría: "Haber llegado tan alto en un campeonato importante me hace tremendamente feliz". Tan grandes resultados le permitieron a la rosarina terminar la temporada entre las mejores 40 tenistas del mundo, habiendo alcanzado, según comenta la propia protagonista, la posición 22ª luego del encuentro decisivo en Indianápolis.

La alegría de Viviana tras ganar el Masters
del Circuito Internacional Femenino '79.
Una lesión en Estados Unidos le impediría a la argentina jugar la temporada '79 en forma completa, pero, cerca de finales de año, Viviana volvería al triunfo adjudicándose el Masters del Primer Circuito Internacional Femenino "Swift Armour". organizado en Sudamérica por Raquel Giscafré. En ese torneo, González-Locicero venció por 6-4 y 6-1 en la final disputada en Mar del Plata (foto) a Ivanna Madruga, número uno del país y top 30 del mundo, quien ganó todas las etapas, a excepción del mencionado Masters.

El siguiente año ya encontraría a Viviana casada, motivo por el cual decidió alejarse de la actividad a la que regresaría en 1983 jugando varios torneos nacionales incluyendo el Abierto de la República, donde caería con Madruga, y los Juegos Deportivos Panamericanos de Caracas, Venezuela, junto a sus compatriotas Mercedes Paz y Mariana Pérez-Roldán. Sin embargo, esa misma temporada abandonaría la competencia y desde ese momento, durante años, la rosarina, así como su abuelo, se dedicaría a la enseñanza del tenis con gran pasión y responsabilidad.

Pocos días atrás, en la Legislatura porteña, Viviana ingresó al Salón de la Fama del Tenis Argentino. Un reconocimiento merecido para una jugadora que, a base de talento y dedicación, fue de las primeras en prestigiar el tenis femenino argentino a nivel internacional y fue protagonista de grandes momentos de su historia. Una historia que, con gran generosidad, ella continúa transmitiendo año a año a todos sus alumnos.


Viviana con el diploma recibido días atrás, por su
ingreso al Salón de la Fama del Tenis Argentino.




  • Agradecimientos especiales para Viviana Gonzalez-Locicero, Tennis Museo Trelew Chubut y Eduardo Puppo, quienes muy amablemente brindaron información e imágenes inéditas en la web para el presente artículo. Gracias también a @LeTenisse, ya que investigando conjuntamente sobre las singlistas número uno del país, descubrí la gran carrera de Viviana. 




2 comentarios:

  1. Me encanto, muy buen desarrollo y reconocimiento a la carrera de todas las tenistas. no te olvides de Mary Teran, que antes de Norma Baylon era un referente importante del tenis sudamericano.
    Gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias, Martín! Me alegra que te haya gustado. Lo de Mary Terán de Weiss es un post pendiente. Una pionera, sin dudas, tanto en lo tenístico como en su preocupación por las cuestiones sociales. Abrazo!

      Eliminar