lunes, 1 de octubre de 2018

Movimientos en el ránking: Ormaechea sigue subiendo, ascensos de Pella en singles y Podoroska en dobles


(Fotos: Tenistas Argentinas; Women's Circuit Valencia; María Irigoyen)
Cata Pella en la premiación en Buenos Aires, Paula festejó en España, Nadia y Mery juntas en Estados Unidos. 

Una nueva semana positiva tuvo Paula Ormaechea en Europa: tras ganar tres partidos y superar la qualy, la sunchalense logró dos triunfos más en el cuadro principal para llegar hasta los cuartos de final del Women's Circuit 60K de Valencia, incluyendo un éxito importante en octavos ante la local García-Pérez, 3ª favorita y top 130 del mundo. Este desempeño le permitió a Paula seguir sumando en los listados WTA, donde mejoró 13 puestos hasta su actual  260ª posición. La singlista número del país también progresó en duplas (hizo semis junto a la brasielra Cé y se ubica 380ª) y volvería al circuito dentro de un par de semanas en el 25K de Sevilla.

Pero no solamente Ormaechea protagonizó un avance marcado en la clasificación internacional: Catalina Pella, subcampeona semanas atrás del 15K de Buenos Aires está 313 (+6) mientras que en los registros de duplas, Nadia Podoroska, campeona en el 25K de Lubbock con María Irigoyen como colaboradora, ascendió hasta el lugar 203 (+31).    

Por último, cabe subrayar además las escaladas de Carla Lucero (711ª, +44) y la Sub-16 Jazmín Ortenzi (840ª, +73) después de sus semifinales en Buenos Aires.

A continuación, las argentinas más destacadas en ambas especialidades:

Las mejores argentinas: 

Singles: 

260ª (273ª) Paula Ormaechea 
313ª (319ª) Catalina Pella
330ª (336ª) Nadia Podoroska
341ª (347ª) Victoria Bosio
705ª (708ª) Stéphanie Petit
711ª (755ª) Carla Lucero 

Entre paréntesis se encuentra el lugar que tenían una semana atrás.

La rumana Simona Halep sigue liderando el ránking mundial de singles, escoltada por la danesa Caroline Wozniacki y la alemana Angelique Kerber.

Dobles: 

158ª (159ª) María Irigoyen
203ª (234ª) Nadia Podoroska
380ª (436ª) Paula Ormaechea
385ª (385ª) Catalina Pella
594ª (605ª) Sofía Luini 


(Fuente: wtatour.com/Rankings).


domingo, 16 de septiembre de 2018

Otra semana notable de Paula Ormaechea: semifinalista en el 80K de Biarritz y un importante avance en el ránking

Women's Circuit Biarritz
Paula en acción en Francia: otro torneo positivo. 

Después de su flamante subcampeonato en el Women's Circuit 60K de Zagreb, Paula Ormaechea estrenó su condición de número uno del país con una nueva actuación favorable en Europa. En el 80K de Biarritz, la sunchalense obtuvo tres triunfos consecutivos ante rivales top 170 WTA derrotando a la paraguaya Cepede (157ª), la georgiana Gorgodze (168ª) y la belga Bonaventure (119ª, su éxito más importante desde 2015) antes de caer ajustadamente en semifinales con la ex top ten suiza Bacsinszky. Sumado a su título conseguido a finales de Julio en Hungría, Paula está atravesando un momento esplendoroso que recuerdan sus tiempos estelares allá por 2013. 

Sus números recientes son contundentes: 

  • Campeona 25K Baja (desde la qualy)
  • Subcampeona 60K Zagreb (también como clasificada)
  • Semifinalista 80K Biarritz 
  • Triunfos sobre Bonaventure (119ª), Tomova (142ª), Cepede (157ª) y Gorgodze (168ª) 
  • Récord de 20-4 en los últimos 5 torneos 
  • Volvió a ser la Nº1 del país después de más de 3 años.  
  • A finales de Julio estaba 608ª en el ránking mundial WTA, ahora se ubica 278ª.

Paula se encuentra actualmente en Italia, donde reside desde hace más de un año, y figura anotada para volver al circuito el 24/09 en un torneo de 60mil + Hospitalidad en Valencia, España.

Por otra parte, continuando con las mejores jugadoras del país, desde mañana tendrán lugar los regresos de Catalina Pella en el 15K local de San Lorenzo, de Nadia Podoroska en el 25K de Lubbock (la rosarina estará acompañada por María Irigoyen en rol de entrenadora) y de Victoria Bosio en en el 25mil de Podgorica. Cabe destacar que el certamen en Buenos Aires estará colmado de compatriotas incluyendo a Carla Lucero, Sofía Luini, Eugenia Ganga, Julieta Estable y las juveniles Jazmín Ortenzi, Solana Sierra y Julia Larrañaga, entre otras. ¡No se lo pierdan!



domingo, 9 de septiembre de 2018

Ormaechea extiende su renacer tenístico: subcampeona en el 60K de Zagreb y otra vez Nº 1 del país


Ivor Krapac
Paula y otro buen torneo: su final más importante desde Saint-Gaudens 2013. 

A pocos días de su título en el 25K de Baja, Hungría, Paula Ormaechea volvió a dar muestras de su resurgir deportivo llegando a la definición de un torneo de mayor nivel (60K) en Zagreb, Croacia, con triunfos ante rivales mejor ubicadas en el listado mundial WTA. Luego de superar la clasificación, Paula se impuso sucesivamente a la búlgara Tomova (2da. favorita, 142ª, su éxito más importante en los últimos tres años considerando la posición de la oponente) en octavos de final, a la local Lukas (254ª) en cuartos y a la rusa Doroshina (249ª) en semifinales antes de caer en el partido por el título con la también croata Mrdeza (8va. favorita, 232ª) 2-6 - 6-4 y 7-5, remontando un 1-5 en el set decisivo y salvando varios match points con sucesivos winners. Esta actuación le permitió a la sunchalense regresar al grupo de las mejores 325 tenistas del mundo (escaló 79 puestos hasta el registro 325º, recordemos que fue 59ª en 2013) y retornar también a la cima del tenis femenino nacional, logro que no ostentaba desde 2015. 

"Linda semana en Zagreb, hoy no pudo ser en la final, pero feliz de estar acá peleando todos los días", contó en su cuenta de Instagram Ormaechea, quien un año atrás volvía al circuito después de una operación de muñeca. Exhibiendo el tenis agresivo junto a la garra que la caracterizaron en sus momentos más destacados, Paula continuará su recorrido por Europa en torneos en Francia intentando continuar este andar favorable que nos entusiasma a todos los seguidores del tenis femenino argentino. ¡Vamos, Paula!


martes, 28 de agosto de 2018

Treinta y pico

Por Diego García Cernuda 


Tarabini, Fulco y su coach Apey junto en Flushing Meadows 1987. 

Manhattan. Inconfundible. Única. El tiempo transcurre y sin embargo ella, fiel a su estilo, permanece incólume. ¡Tantas historias, tantas películas, tanta música! Ella se troquela entre el Hudson y Queens, pero también entre el Bronx, Brooklyn y State Island… más allá Mahwah. Geografía singular. Única. Incluso para nosotros, argentinos, a veces, desorientados de tan poca confiabilidad en aquello que nos hace propios. 

El título no es casual. Los treinta y pico remiten a una etapa de la existencia que deja atrás todo un tiempo. Una etapa vital que acoge nuevas preguntas y nuevas enseñanzas. Tiempos que empiezan a discurrir de formas etéreas. Los Mayas decían: “Ellos (los conquistadores) tienen las horas, nosotros el tiempo”… 

Y como apoderados del tiempo o de los tiempos, en plural, es que queremos rescatar perlitas que sólo él sabe otorgarnos. La “Big Apple” siempre fue tal pero hubo alguna vez ciertas argentinas que supieron cartografiarla de manera particular. 

Aquel “Louis Armstrong” (que ya dejó de existir) dejó huellas imborrables, indelebles para algunas compatriotas, pero como el tiempo es “nuestro” lector/a el almanaque se relativiza. Lo contorneamos a nuestro encanto. Y allí, podemos cincelar aquello que solo ciertas manos pueden hacer. Que le pregunten a una duende tan encantadora como sensual, Gaby, o a esa emprendedora como la negra Suarez, pero no nos olvidemos de otras dos divas como Pato Tarabini y Bettina Fulco. De estas dos últimas trata este escrito, que intenta hacer justicia y recuperar del tiempo algunas perlitas que ellas tuvieron la ocasión de atesorar como, quizás, talismanes. 

Aquel estadio, con este nombre tan propio, no deja más que remitir a melodías y encantos que susurran, aún, en nuestros oídos. Y como ávidos amantes de la música que somos, dejémonos llevar hacía donde ella nos indique… 

Seamos justos con ella (la música) y con ellas, gladiadoras que tan bien han dejado plantada la historia de éste deporte que tanto amamos. Tanto Patricia (Pato de aquí en más) como Bettina se han dado el lujo de pincelar, con su estilo propio, mucho de su tenis en aquel estadio mítico en Nueva York. Hacía fines de los 80 y principios de los 90, ambas, cartografiaron el verde cemento del estadio citado frente a ese público tan singular como lo es el neoyorkino. 



Empecemos, azarosamente, por la “muñeca mágica y endemoniable” de la inigualable Pato Tarabini… muy pocas eran las tenistas que con su estilo y carisma podían “robarles” hasta sonrisas a las rivales de turno. Y, quizás, si la estatua de la libertad lee estas líneas, no pueda más que esbozar otra sonrisa como solo Pato podía hacerlo en aquellos años. 

Encumbradas rivales han quedado atónitas frente a tanto talento, maravilladas, y muchas han dicho cosas como estas: “La risa amenazó con descontrolar mi juego, ya que en el séptimo game del primer set me quebró el saque y se puso 40-0. Debí esforzarme para mantenerme seria y continuar logrando puntos hasta que logré el 6-2”. 

Tentados de mantener el misterio acerca de quien pronunció dichas palabras, preferimos seguir tejiendo este escrito y develar la incógnita… Steffi Graf. Sí, la flameante número 1 del mundo de aquel entonces había quedado, a pesar de su frialdad, atónita por las cosas que Pato había “inventado” en el mismísimo estadio central por la tercera rueda, a pesar de su fácil victoria frente a ella (6-2, 6-0). 

Hacíamos mención del tiempo y los almanaques y, parece, a Pato los años impares le sentaban muy bien. 

Dos años más tarde, en 1989, se dio otro lujo. De nuevo en la central (Armstrong debería haber quedado embriagado a estas alturas) Pato enfrentó a la eterna e inigualable Sra. del tenis, Chris Evert; también por la tercera ronda. Pero con un aditamento particular…sería la victoria número 100 de la legendaria “dama del tenis” en el Us Open… 

Lo que desplegó Pato en aquel match, es digno de guardarlo en cualquier dispositivo que la tecnología hoy nos ofrece. Magia, talento, brillo, acordes (nos susurra Louis al oído) desparpajo, indolencia, atrevimiento, eso que solo unos pocos pueden ofrecer. La gélida estadística dirá que fue un 6-2, 6-4 (tan helada como el idioma que se habla en aquellos lares). Perdernos en la secuencia de aquel partido nos alejaría de la línea argumental del presente escrito. Quizás, sí, rescatar que la gran dama del tenis, en aquel torneo, se despedía de las competencias oficiales. Quien le ganase, tendría entre sus palmares, el “honor” de haber sido su última vencedora. No pudo Pato, tampoco Seles en la rueda siguiente, sino la morena Zina Garrison la galardonada con semejante mérito. 

Los años impares seguirían siendo los mejores aliados de Pato, por lo que 1991 no podía quedarse atrás. En aquella ocasión tuvo el honor de enfrentar, en primera rueda, a la leyenda del tenis, Martina Navratilova, que con su grandeza no podía quedarse atrás. En un partido sencillo para la norteamericana (6-2, 6-2) ambas brindaron un espectáculo digno para los elitistas de este deporte. Toques, voleas, drops shots y gran willies por parte de Pato iluminaron la gran manzana (debió ser en la ciudad luz, Paris, sin duda, pero fue en New York y uno, no sabe muy bien porque piensa, que aún le debe estar pasando factura por ello). El público no dejó de maravillarse y de tener más que justificada su entrada en aquella jornada nocturna en el Open.

Tarabini y su conocido desparpajo después de no alcanzar un drop de Evert. 

Tres ocasiones en la central del “National Tennis Center” es un lujo que no muchas pudieron darse (a excepción de las grandes de este deporte). Vaya que merecido lo tiene y “Liberty” (La estatua) aún la debe estar añorando… 

La otra protagonista de esta historia, con un estilo diferente, no dejó de secundar a la gran pato. Nos referimos a la incansable Bettina Fulco. Profesional y luchadora a la que la “Big Apple” le dio más que un disgusto. Disgusto en sentido relativo (como nuestro almanaque) ya que por tres años consecutivos (87, 88, 89) debió enfrentar en primera rueda a encumbradas rivales en la primera rueda. Eso, literalmente, en no tener suerte, sin embargo, ella salió como gladiadora a enfrentarse con ellas. Graf, Sabatini y Evert fueron escollos insuperables para Bettina y, sin embargo, eso no impidió que ella pudiese desplegarse y hacerse conocer para los que quieran. 

Salvo en 1987, donde enfrentó a Graf en el “Grand Stand” (estadio contiguo al Louis Armstrong) jugó en la central.



Contra Steffi fue derrota digna por 6-0, 6-3 (con ventajas desperdiciadas en el segundo set) y el lujo de ser una de las primeras rivales a la que Graf enfrentaba como nueva número uno del mundo. 

Por aquellos años, las torres gemelas contorneaban Manhattan de manera muy singular. Casi que podían divisarse desde cualquier coordenada. Y el Louis Armstrong no era la excepción. Desde lo alto de aquel mítico estadio, Manhattan lucía única, encandilaba. ¿Cómo harían los espectadores para concentrarse en el partido que allá abajo se jugaba? ¿Habrán registrado lo que Bettina desplego en aquel primer set contra Gaby en 1988 por la primera rueda? Seguro que, distraídos por el viento que había, las brisas los hicieron anoticiarse como esas dos bellas argentinas dirimían su lugar hacía la segunda rueda. 

Bettina, sapiente como pocas, hizo de aquellas brisas sus aliadas. Evidentemente, habrá hecho algún contrato con ellas porque la ayudaron, y mucho, a mantener la paridad del score (4-3) para luego, perderse x Brooklyn y dejar sola a Fulco con semejante rival enfrente. La anécdota dirá que fue un 6-3, 6-0 a favor de Gaby, pero Bettina se iba con la frente alta luego de su primera visita a la “central”. No se sabe que sucedió luego de aquel match. Quizás, Fulco se haya “perdido” por Manhattan en busca de algo de jazz junto a sus compañeras fugaces, las brisas… 

1989 la encontraría nuevamente frente a otra grande por la primera vuelta (si eso no es tener mala suerte díganme como se llama). Chris Evert la aguardaba para iniciar el último campeonato de su gloriosa carrera. 

Las brisas en aquella ocasión se ausentaron, no así la lluvia. Que le dio un respiro para que Fulco, iniciado el match, pudiese terminarse de ambientarse al estadio, con todo lo que ello implica. Bettina cayó dignamente por 6-4, 6-2 planteando un sólido partido de fondo. El tema fue que quien estaba enfrente era la reina en eso terreno. Más no se podía pedir. 

Como fuese, insistimos, no cualquier tenista puede darse el lujo de desplegar su estilo tantas veces en una cancha central de un torneo de Grand Slam. Pato y Bettina son dos de esas elegidas. Nueva York las ha acogido como a pocas. Y, probablemente, Armstrong, desde donde este, les haya dedicado, aunque más no sea, alguna de las maravillosas estrofas de “What a wonderful world…”



  • Fotos y videos gentileza del autor del texto. 


lunes, 20 de agosto de 2018

Victoria Bosio y Sofía Luini: más trofeos para el tenis femenino argentino


Victoria Bosio: primera final en Challenger, mejor ránking y Nº 2 del país. 

Días atrás, en el Women's Circuit 25K de Varsovia, Victoria Bosio protagonizó su primera definición en un torneo de esa categoría cediendo en tres sets en el encuentro decisivo con la ucraniana Ianchuk luego de salvar un triple match point en semifinales. Vito, quien viene sosteniendo una temporada de avances continuos, se sitúa gracias a esta actuación por primera vez como la segunda mejor raqueta nacional en el registro 341 de la WTA, la ubicación más trascendente de su carrera hasta el momento. 

Mientras se recupera de algunas molestias físicas en España, cabe recordar que la venadense aguarda a la vez la propuesta de alguna marca de indumentaria deportiva que pueda sumarse en su desarrollo profesional.

Por otro lado, en la disciplina del dobles, Sofía Luini consiguió dos trofeos 15K consecutivos en Guayaquil (en el segundo de ellos venciendo en la final a su compatriota Martina Capurro y la local Camila Romero), ambos junto a la chilena Fernanda Brito con quien también se consagraron meses atrás en Hammamet. Sofía llegó así a las 10 copas como profesional en la especialidad y, en un par de lunes, se ubicará nuevamente dentro de las mejores 575 doblistas del mundo. 

Por último, mencionar que Nadia Podoroska nos confirmó que no utilizará su ránking protegido para  disputar la clasificación del US Open, prefiriendo ponerse a punto óptimo para varios challengers estadounidenses desde el próximo mes.


Sofía Luini y un gran momento en dobles. 


  • Fotos: Women's Circuit Warsaw/FET. 


lunes, 6 de agosto de 2018

Movimientos en el ránking: Ormaechea sube casi 200 puestos tras su trofeo en Hungría

Peter Zador/Hungarian Tennis

Después de sumar los puntos de su título en el 25K de Baja, Hungría, Paula Ormaechea progresó un total de 191 escalones en el listado mundial WTA de singles hasta el registro 413º, su mejor ubicación desde que regresó al circuito un año atrás. Además, Paula, campeona del certamen por equipos,  también tuvo un ascenso considerable en dobles donde se encuentra 417ª (+110).

Estas son las argentinas más destacadas en ambos listados: 

Las mejores argentinas: 

Singles: 

315ª (314ª) Catalina Pella 
339ª (340ª) Nadia Podoroska 
387ª (386ª) Victoria Bosio
413ª (604ª) Paula Ormaechea
651ª (647ª) Stéphanie Petit 
707ª (710ª) Lourdes Carlé 

Entre paréntesis figura la posición que ocupaban hace una semana. 

La rumana Simona Halep continúa liderando el ránking mundial de singles, seguida por la danesa Caroline Wozniacki y la estadounidense Sloane Stephens.

Dobles: 

108ª (109ª) María Irigoyen 
230ª (232ª) Nadia Podoroska 
395ª (393ª) Catalina Pella
417ª (527ª) Paula Ormaechea
577ª (571ª) Victoria Bosio 



(Fuente: wtatour.com/Rankings).



lunes, 30 de julio de 2018

Victoria Bosio: "mejoré muchísimo física y mentalmente"


Women's Circuit Figueira Da Foz
El servicio de Bosio, uno de su golpes destacados. 


709º del mundo estaba Victoria Bosio cuando comenzó el año después de un 2017 interrumpido por lesiones y cirugías. Actualmente, y con un récord excepcional de 40 partidos ganados y 12 perdidos, ya se ubica en el puesto 386º con pocos puntos para defender el resto de la temporada. 

Subcampeonatos en los Women's Circuits 15K de San José Dos Campos y Villa Dolores, triunfos ante rivales de mejor ranking como la mexicana Sánchez (258ª), la noruega Stokke (270ª), la española Parrizas-Díaz (343ª), la chilena Brito (357ª, le había ganado los nueve encuentros previos), la mexicana Zacarías (ex top 200 WTA) y la china Liang (campeona del Australian Open Junior en singles y dobles) y una producción notable en Challengers europeos con una semifinal, tres cuartos y un invicto en cada una de las 4 qualies que disputó allí tanto en cemento como en clay, confirman el talento y la capacidad de Victoria para seguir avanzando

"La verdad que sí, vengo teniendo buenos resultados pero son consecuencia de mucho trabajo. Físicamente y mentalmente mejore muchísimo", le comenta Vito a Tenistas Argentinas desde Portugal, en medio de un descanso de la experiencia europea que la encontrará en el continente un par de meses más. Y agrega: "Yo creo que la diferencia entre los torneos de 15 y 25 son la cantidad de pelotas que se juega por punto, la intensidad y la concentración que necesitas". 

Compitiendo en su gira más larga desde que es profesional, y alejada desde Mayo de su Venado Tuerto natal, la jugadora entrenada por Federico Murray confiesa: "Es duro estar lejos de casa y de los afectos. Soy una persona muy sentimental, por lo tanto me cuesta muchísimo. Pero amo el tenis, me encanta lo que hago y eso significa estar lejos de esas cosas que uno ama también". 

Por último, respecto a lo que viene en su carrera, cuenta: "Siempre hay cosas que mejorar todos los días... seguro que tendré cosas a mejorar siempre. Mis objetivos para la temporada son seguir progresando, seguir metiéndome en nivel de Challengers y por ende seguir mejorando el ranking e intentar subir cada día más". 

Luego de esta pausa para recuperar físico, los 25K de Varsovia (desde el 06/08, main draw) y Leipzig (qualy) figuran como prioritarios para continuar su calendario y seguir demostrando todos sus progresos.


Women's Circuit Torun
El drive de Victoria, otro de sus puntos fuertes.