domingo, 21 de abril de 2013

Paula Ormaechea y María Irigoyen brillaron para lograr la permanencia de Argentina en el Grupo Mundial II de la Fed Cup


(Julian Finney/Getty Images South America)
El equipo argentino festeja la permanencia en el Grupo Mundial II de la Fed Cup.


No era una serie sencilla. Gran Bretaña, de la mano de sus figuras Laura Robson (38ª del ránking) y Heather Watson (39ª) conforma actualmente uno de los equipos más exigentes tratándose de la Fed Cup. Y, si bien la baja de Watson por mononucleosis acrecentó la ilusión de un triunfo argentino, el enfrentamiento por la permanencia en el Grupo Mundial II de la competencia por países más importante del circuito seguía presentándose sumamente arduo.

Ante este contexto, incluso sin contar hasta el momento con representantes entre las primeras 100 tenistas del mundo, Argentina cobró fuerza de local y, a partir de sobresalientes actuaciones de Paula Ormaechea y María Irigoyen, consiguió un triunfo que vuelve a colocarlo entre los mejores 16 equipos del planeta.

(Getty Images)
El revés de Paula, fundamental en su triunfo. 
El primer partido de esta emocionante jornada para el tenis femenino argentino fue extraordinario. Y no sólo por la victoria de Paula 6-4 - 4-6 y 6-2 ante Robson, sino también por su desarrollo. Las representantes número uno de sus respectivos países jugaron en un gran nivel, atacando desde el fondo de la cancha y concretando numerosos winners en un estadio con más de mil efusivos espectadores.

Pero lo de Paula fue descomunal, soberbio. Con un revés cada vez más exquisito, la sunchalense (ubicada actualmente en un engañoso puesto 143º WTA) desplazó de lado a lado a la británica sobre el polvo de ladrillo del Mary Terán de Weiss, ejecutando algunos drop shots y contragolpeando con gran profundidad los fuertes golpes de su oponente.

Tras un primer set impecable, Ormaechea bajó un poco la intensidad en el segundo, para recuperarse en el decisivo a base de potencia, algunos toques y una notable mentalidad, recursos que hacen pensar que no  debería faltar mucho para que, finalmente, pueda conseguir un lugar por lo menos entre las 100 mejores del mundo.

(Getty Images)
Paula busca el abrazo con Bettina. Robson, desilusionada. 
"Sabía que era un punto muy importante, así que estoy muy contenta de haber ganado. Estas victorias me siguen confirmando que el tenis lo tengo, son cosas que a la larga me ayudan a creérmela un poquito más, a la confianza, que es lo que uno siempre va buscando. Te ayudan para ir a un torneo y saber que puedo ganar este tipo de partidos. Es muy importante para mí", contó en conferencia de prensa Paula, quien agregó que no había podido dormir la noche previa por los nervios del partido de hoy.

Destaquemos, además, que el triunfo ante Robson es el mejor conseguido en la carrera de la sunchalense teniendo en cuenta el ránking de la rival.

Definido el cotejo de Paula, fue María Irigoyen la encargada de disputar el siguiente individual argentino. Confirmada por la capitana Bettina Fulco como singlista la noche anterior, Mery (202ª) salió a enfrentar a la experimentada Elena Baltacha, actual 207ª del ránking, top 50 en 2010, designada quizás sorpresivamente por Judy Murray, entrenadora de Gran Bretaña.

Ya desde el comienzo, se percibió el contraste de estilos entre una y otra jugadora. La británica, con golpes potentes pero con pobre movilidad; la tandilense, con solidez desde el fondo, mucho top spin y algún slice para defenderse. El partido fue tenso, con Maria sorprendiendo con un revés mejorado que le permitió contener la intensidad de la europea, y abriendo espacios a su vez con un saque bien cruzado y un drive angulado, maximizando así su condición de zurda.

(Sergio Llamera/Prensa AAT)
María jugó con solidez desde el fondo. 
Después de luchar durante más de dos horas y media, sobreponiéndose con destacada actitud y determinación al envión anímico que había conseguido Baltacha tras ganar el segundo set, Irigoyen definió el partido y la serie al imponerse por 7-5 - 3-6 y 6-1, desatando el animado festejo albiceleste.

"Lo que viví hoy junto con la medalla creo que fueron los dos momentos más fuertes de mi carrera. Cunado jugás representando a tu país las emociones son distintas, quizás podés ganar un torneo individual súper importante, pero lo que se vive acá esta semana con toda la gente, es muy fuerte, con muchas emociones", contó María. Y agregó: "Es un sueño, nunca me imaginé poder ganar, encima a Gran Bretaña, de local, y más allá que le de mucha importancia al dobles, mi carrera de singles sigue a full y no salgo de mi enfoque como singlista".

Verdaderamente conmovía la alegría de Mery, digna merecedora de una victoria tan importante tratándose de una jugadora que representó a Argentina en cada convocatoria, incluyendo la dura derrota en Japón hace un par de temporadas, y que trabaja con responsabilidad para seguir mejorando en su profesión.

(Getty Images)
Mery festeja un punto ante Baltacha.
Más relajada después de una semana de presión y extrema concentración, Bettina Fulco explicaría cuáles fueron, según ella, las razones del triunfo: "Las chicas exhibieron un gran juego en la cancha, todas tiramos para el mismo lado, creo que es un equipo muy parejo, donde cualquiera pueda saltar a la cancha a jugar tanto el singles como el doble y eso para mí como capitana es buenísimo, tener varias opciones y tratar de armar el rompecabezas para que se vayan dando los resultados".

Por su parte, tanto Ormaechea, como Florencia Molinero y Mailén Auroux elogiaron la actuación de la tandilense: "Estoy feliz, muy, muy contenta de cómo cerraron todos los partidos, tengo un cariño especial por Mery, que cierre una serie me encantó así que la re felicito porque se lo merece", dijo Milu. Y Florencia comentó: "Anoche estuvimos hablando y yo creo que ella se merecía jugar este partido, hace tiempo que viene jugando bien y creo que se merecía jugar este single así que la felicito".

Cabe mencionar que ambos equipos decidieron no jugar el dobles, por lo que el score de la serie quedó establecido en un 3-1 favorable al conjunto local.

Argentina deberá esperar hasta mediados de año para conocer su próximo rival en busca de los play offs del Grupo Mundial I, a disputarse en Febrero de 2014. El futuro adversario saldrá de Serbia, Suiza, Japón, Suecia, Canadá, Francia o Polonia.

Una tarde inolvidable, sin dudas, para los que sentimos pasión por el tenis femenino argentino. Un triunfo grande, sorprendente, y que tendrá repercusión en todo el mundo, al ser Gran Bretaña una nación cuyas jugadoras animan el circuito. Por otro lado, cuánto más valiosa se vuelve esta actuación al considerar cómo Argentina, aún sin jugadoras en la elite del ránking, logra explotar al máximo sus potencialidades para entreverarse entre las principales selecciones del mundo. Con unión, garra, y trabajo constante, las chicas y la capitana consiguieron uno de los mejores triunfos nacionales en la historia de la Fed Cup. Demostrando, así, que el tenis de mujeres nacional puede -y debe- seguir creciendo.



(Foto: Tenistas Argentinas)
Argentina sonría en la conferencia post-triunfo junto al vicepresidente de la AAT, Héctor Romani.



No hay comentarios:

Publicar un comentario