sábado, 23 de mayo de 2015

Pequeñas preguntas, grandes tenistas: Laura Montalvo

La campeona de nueve títulos WTA en dobles y representante olímpica nacional en Sydney 2000 recuerda sus años en el circuito y se refiere a su presente ligado al tenis. 


Laura Montalvo con alumnos de su Academia de Tenis en Quilmes.


Pocas tenistas del país se han orientado con exclusividad hacia el dobles tan rápidamente como lo hizo Laura Montalvo. Decisión atinada considerando la carrera espléndida que construyó en la disciplina, con nueve trofeos del circuito WTA, dos cuartos de final en Grand Slams y la participación en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y en numerosas series de Fed Cup. 23ª del mundo en la modalidad durante 2001, Laura (29/03/76) también llegó a ubicarse 191ª WTA en singles con 19 años y tuvo un destacado paso por juveniles donde disputó varios de los torneos más importantes de la categoría

¿Qué es el tenis para vos? 

El tenis para mí es el deporte que comencé a practicar desde muy pequeña. Me acuerdo que no quería faltar a ninguna clase, salía de las escuela, almorzaba y me iba a jugar con mi tío al club. En esos años empecé a soñar con triunfar con el tenis y gracias a Dios lo logré. El tenis para mí es un sueño hecho realidad.

¿El mejor torneo de tu carrera?

Cuando gané mi primer título de ITF en Santiago y el WTA Premier de Miami llegando a la semifinal en dobles con Liezel Huber.

¿Tu mejor triunfo?

En Wimbledon, con mi compañera de dobles Silvia Farina de Italia, a Coetzer/Testud para llegar a cuartos después de una gran batalla.

¿Tenías amigas dentro del circuito? 

Muchas, pero con quien compartí más cosas y siempre estábamos juntas era con Paola Suarez. Ganamos ocho torneos WTA juntas, nos llevábamos muy bien y también jugamos los Juegos Olímpicos de Sydney en el 2000 que fue algo hermoso y nunca me lo voy a olvidar.

¿Cómo describirías tu juego para quienes no pudieron verlo?

Mi juego siempre fue de ataque. Me gustaba mucho subir a la red.


Laura jugando el US Open Junior '92.  Un año mas tarde ganaría
sus primeros Women's CIrcuits en el profesionalismo.


¿Admirabas a alguna jugadora?

Mis grandes ídolas son Gabriela Sabatini y Martina Navratilova.

¿Grand Slam favorito?

Roland Garros: muchos recuerdos, mis papás siempre iban a verme jugar y el lugar es hermoso (N. del A.: allí alcanzó cuartos de final en la edición 2000 con L. Huber).

¿Superficie preferida?

Siempre me gustó jugar en cancha rápida, pero en polvo de ladrillo también tuve buenas actuaciones.

¿Compañera de dobles más divertida?

Todas mis compañeras fueron divertidas.


Paola Suárez, gran compañera y amiga de Montalvo. Juntas ganaron ocho títulos WTA y estuvieron
en Sydney '00. Además, Laura obtuvo un trofeo del circuito con la eslovaca Nagyova.

¿Otros intereses mientras jugabas al tenis?

En los días libres salía a caminar, a recorrer la ciudad donde estaba, o también iba a ver partidos.

¿Algún libro preferido?

El Alquimista.

¿Película favorita?

La vida es bella.

¿Alguna cuenta pendiente en tu carrera tenística?

No, hice todo y di todo.

¿Te costó decidir el retiro?

Sí, como de cualquier pasión, cuesta desprenderse. Pero sigo involucrada con el tenis tratando de transmitir a mis alumnos todo lo que sé y principalmente el amor por este deporte.

¿Cómo siguió tu vida después del tenis?

Ahora vivo en Quilmes, lugar donde nací, cerca de mi familia, sobrinos y amigos. Tengo una Academia de tenis junto con Daniel Barone, donde tengo chicos y chicas compitiendo en Top Serv, Futures, y torneos G3 de la AAT, una escuelita de tenis y grupos de mujeres y hombres adultos jugando interclubes. Antes también entrené jugadoras profesionales como Cravero, Molinero, Irigoyen y Jozami.  


Laura jugando dobles por la Fed Cup en Tokio 2001. Ese año alcanzaría
el puesto 23º en el ránking mundial de la especialidad.


  • ¡Gracias Laura por la amabilidad y colaboración en esta nota!
  • Fotos gentileza Laura Montalvo; archivo personal Revista Tennis World Argentina; AP; workaholic-web.com.
  • Más sobre la carrera de Laura, en este enlace.


No hay comentarios:

Publicar un comentario