viernes, 25 de marzo de 2016

Replay The Point: Playas bañadas de tenis


El inolvidable revés de Gabriela en acción en Miami '89, cuando ganó el título.

Desde su primera aparición en 1985 el torneo de Miami es una cita impostergable para las figuras principales del tenis profesional. Con Lipton, Nasdaq y Sony como sus históricos auspiciantes, el certamen mixto que supo ser reconocido como el quinto Grand Slam, también tuvo a varias tenistas argentinas entre sus protagonistas.

Gaby y su copa de campeona junto
a la finalista Evert.
Sin dudas, Gabriela Sabatini fue la mejor de las raquetas nacionales en Key Biscayne, apoderándose del torneo de singles en la edición 1989 al vencer a la legendaria Chris Evert y del dobles un año antes junto a Steffi Graf. Además, Gaby fue finalista en 1991 (cayó con Seles) y 1992 (contra Arantxa), en ambas ocasiones derrotando en tres sets a la propia Graf en semifinales.

"Este torneo es muy importante. Yo tenía una obligación. No estaban la número uno y la número dos del mundo y debía ganar la número tres que soy yo", contaba Gabriela luego de su conquista del '89. Y agregaba: "además, sabía que me jugaba ese puesto con Chris en la final, porque si perdía ella me volvía a pasar. Me tenía que demostrar a mí misma que podía con la responsabilidad de ser la favorita. A mí me falta madurez, mejorar lo mental para no tener altibajos. Otra cosa importante fue ganar por primera vez un torneo de dos semanas. Yo nunca lo había logrado. Ahora sé cómo reacciona mi físico y mi cabeza durante catorce días seguidos de jugar tenis de alta competencia. Es una experiencia muy importante para planificar cómo lograr un torneo de Grand Slam, que también duran dos semanas".

Aquel título en Miami implicó justamente un gran esfuerzo para la ex número tres del mundo, quien debió ganar siete partidos para alzarse con la copa ya que las preclasificadas aún no tenían libre la primera rueda. La local Hakami (76ª), la francesa Suire (145ª), la neozelandesa Cordwell (37ª), la también estadounidense Grossman (53ª), la francesa Demongeot (42ª) y la checa Sukova (5ta.) fueron las rivales superadas por una Sabatini de 18 años antes de imponerse en la final a la ex número uno Evert (por entonces 4ta.) con parciales de 6-1 - 4-6 y 6-2.

Tarabini en Miami '88, uno de sus torneos más exitosos.
A la vez, cabe destacar que Gabriela también alcanzó semifinales del torneo norteamericano en 1993 y 1995. En Florida, además, enfrentó por primera ocasión a Seles, imponiéndose 7-6 (1) y 6-3 en la segunda ronda de 1988.

Sin embargo, la talentosa Gaby no fue la única compatriota con actuaciones destacadas en el Abierto miamense: en la mencionada edición del '88, Patricia Tarabini tuvo uno de los mejores torneos de su carrera llegando a octavos de final venciendo en el camino a la 15 del mundo Cecchini, de Italia, misma instancia a la que arribaron Bettina Fulco en 1990, Florencia Labat en 1991 (derrotó a la 27ª favorita japonesa Sawamatsu), '92 y '94, Inés Gorrochategui en 1995 y Paola Suárez y Gisela Dulko en 2004.

Florencia Labat sonriendo en el Lipton '97.
Justamente Dulko fue la última gran animadora albiceleste en el Premier Mandatory cuando en la segunda vuelta del año 2009 consiguió uno de sus éxitos más resonantes al vencer a la número tres del planeta Jelena Jankovic 6-4 y 7-6 (5) en el estadio principal del Crandon Park. Gisela también es la única campeona argentina del torneo junto a Sabatini gracias a su trofeo en el dobles de 2010 en compañía de Flavia Pennetta.

"Es el título más importante para nosotras. Era una final difícil, por suerte pudimos controlar mejor los nervios y cerrar el partido", dijo la tigrense después de adjudicarse la copa con su amiga italiana doblegando a Petrova/Stosur 10-7 en el Match Tie Break

Siguiendo con la prueba de dobles, se distinguen también la definición disputada por Suárez y Ruano en 2002 y las semifinales de Tarabini y Conchita en 1998, de Laura Montalvo y la estadounidense Huber en 2001 y de Gisela y Paola en 2012. 

Un certamen especial para nuestras compatriotas, considerando asimismo el público argentino y latinoamericano que concurre asiduamente al evento para alentar a sus coterráneos. Dos semanas donde las populares y visitadas playas de Miami se bañan con el mejor tenis del mundo.

Gisela y Pennetta, campeonas en Miami 2010.

Más fotos


En Miami 1988 Sabatini ganó el dobles junto a Steffi Graf.


Panorámica de las playas y las canchas del torneo.

El abrazo de Gaby con su coach de entonces Ángel Giménez tras ganar el título en 1989.

Gabriela en acción en el '91, cuando fue finalista. Repetiría el subcampeonato en el '92


Fulco, Gorrochategui y Paz en el Lipton '93: tres compatriotas animadoras del certamen.


Florencia Labat y su revés en Miami '98. Después de Sabatini es la argentina que más veces llegó
a la segunda semana, con tres octavos de final.

En 2001 Mariana Díaz-Oliva alcanzó la 3ª ronda. Repitió la misma instancia el año siguiente. 

Paola Suárez llegó a octavos de final en 2004 y fue finalista de dobles en 2002.

Gisela Dulko festeja en su notable triunfo ante Jankovic en 2009.

Paula Ormaechea llegó a la 2ª ronda Miami 2014, última argentina en disputar el certamen.



  • Fuentes e Imágenes: Archivo personal Revista El Gráfico y diario Clarín; members.tripod.com; Getty Images; Reuters; AP; EFE; Perfiles ITF y WTA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario