jueves, 26 de abril de 2012

Aprendizaje y crecimiento: la experiencia de Victoria Bosio en Turquía


Victoria en Turquía, durante sus primeros torneos del año.

  
A principios de año y a partir de una idea de su entrenador, Victoria Bosio, la junior número uno del país, tomó la decisión de comenzar la temporada 2012 disputando varios torneos profesionales en la ciudad de Antalya, en el suroeste de Turquía, a decenas de miles de kilómetros de Venado Tuerto, su ciudad natal.
Ubicada por entonces entre las 12 mejores jugadoras del mundo en juveniles, la noticia, en una primera impresión, llamaba la atención: ¿Por qué Turquía?, ¿Por qué ir tan lejos habiendo torneos para jugar, si bien algunas semanas más tarde, en Latinoamérica?

Vito en el gimansio de Antalya, donde continuó
su pretemporada.
Vito es una jugadora que necesita competir, le hace bien, la motiva eso, no le gustan las pretemporadas muy largas. Entonces busqué un lugar a donde encontremos gran cantidad de jugadoras y de buen nivel. Turquía era el sitio ideal, muy buena alimentación, buen gimnasio, buenas canchas, qualys de 128 jugadoras, invierno, era todo espectacular para ordenar al jugador y me cerraba de todos lados. Le aclaré: no viajamos a buscar resultados, viajás para entrenar con variedad de jugadoras, 4 semanas de pretemporada en Argentina y cuatro en Turquía, entrenando igual que acá, pero con partidos oficiales para tomar ritmo y jugar con presión”,  cuenta un tiempo después de la experiencia Federico Murray, el coach de Victoria, quien, antes de viajar, había expresado para  El tenis que no vemos”: “Allá las canchas son muy lentas, para ganar un punto hay que trabajar mucho. La soledad de este lugar, hace que nos ordenemos mucho, que cambiemos la paciencia. Vito es una jugadora rápida, se destaca más en canchas rápidas, para eso venimos acá. Para intentar aprender que en profesionales, hay que luchar muchos puntos para ganar partidos”.
El primer partido de la gira ya confirmaría lo anunciado por Murray. Después de 3 horas en el court, Victoria, dueña de un estilo dominante y agresivo desde el fondo de la cancha, caería en su debut de la qualy ante la ucraniana Zanosiyenko, quien la superó por 4-6 – 6-2 y 6-3 en un encuentro sumamente disputado. Pero las semanas siguientes, Vito ya atravesaría dos clasificaciones sobre el clay turco, destacándose su triunfo ante la bielorrusa Milevskaya (fue top 250 del ránking) 0-6 – 6-4 y 7-5 y el enfrentamiento con otra ucraniana, Yuliya Beygelzimer, ex top 85, ante quien cayó por 6-2 y 6-4 en más de 2 horas.     
En total, el récord de la santafesina de 17 años en los cuatro 10K jugados fue de 6 partidos ganados y 4 perdidos. Superó la fase previa en aquellos 2 campeonatos y enfrentó, mayormente, a jugadoras ubicadas mejor que ella en el listado de profesionales.  
Lejos del exitismo, y cultor de la mesura, el entrenador de Bosio se mostraba satisfecho y conforme con la actuación de su entrenada. Lo suyo, estaba claro, era una apuesta a largo plazo. Un privilegiar el proceso por sobre la inmediatez de los resultados.

El potente revés de Bosio en acción en el 10K
de Villa del Dique, donde alcanzó su 1ª final 
profesional.  
Tras el regreso a la Argentina, las cosas no fueron sencillas para Victoria en su vuelta a la competencia. Situada entre las principales favoritas, quedó rápidamente eliminada en 2 torneos juniors importantes jugados en Brasil, escenario preocupante pensando incluso en la clasificación a los Grand Slams de la categoría, uno de sus principales objetivos del año. Sin embargo, a la semana siguiente, Vito ganaría nada menos que el torneo más importante de su carrera junior en el GB1 de La Paz, Bolivia, certamen destacado que le aseguró su participación en Roland Garros y Wimbledon, y la reconfirmó como la mejor juvenil del país en el ránking ITF.
Pero hubo más. La semana pasada, en la ciudad cordobesa de Villa del Dique, Victoria alcanzó su primera final entre las profesionales en el mismo lugar que, días atrás, también había disputado las semifinales. En ambos torneos, la venadense obtuvo los 2 mejores triunfos de su carrera derrotando en un par de ocasiones a la experimentada rosarina Aranza Salut (top 450, ganadora de varios torneos ITF) y concretará, también, un avance de más de 200 posiciones en el listado mundial WTA, donde, desde la próxima semana, aparecerá entre las mejores 750 del ránking profesional, la argentina más joven dentro de ese grupo.
Inevitablemente, lleva un tiempo asimilar y acomodarse a las situaciones novedosas que atravesamos. Después de un proceso de adaptación, Victoria parece comenzar a capitalizar todo lo experimentado en la pretemporada, en aquel viaje de iniciación que vislumbra ser Turquía.
Lo atractivo del presente de Vito, creo, tiene que ver con ese despertar, con ese “estar creciendo” que reflejan sus recientes resultados. Ese proceso singular, inefable, intangible que acompaña la transición a la madurez.
En los próximos días, Victoria y Federico viajarán a Rosario para jugar dos torneos ITF entre las mayores, uno de 25 y otro de 10 mil dólares en premios y después comenzarán la gira de torneos junior europeos que incluirán los Grand Slams antes mencionados.
Estamos conformes, siempre trabajar ordenados, trae sus frutos a la larga. Ese es nuestro camino”, concluye Murray. El tenis femenino argentino, de su mano, tiene motivos para seguir soñando en grande.   

Federico Murray y Victoria Bosio, una ilusión compartida.



Agradezco a Federico Murray por su valioso testimonio y por las imágenes de Victoria, especialmente las de Antalya, imposibles de conseguir de otra forma. Pueden encontrar más información de Vito en su perfil de la ITF. Recordemos que el año último Bosio había sorprendido ganando un título junior en césped en Alemania, algo descasotumbrado entre los tenistas argentinos.




2 comentarios:

  1. Excelente nota!! son dos genios Fede y Vito, un ejemplo de responsabilidad, trabajo y esfuerzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Manuel! Realmente, se percibe la seriedad con la que trabaja Federico y uno se imagina lo valiosos que deben ser los conocimientos que puede transmitirle a una jugadora joven como Victoria. Lo mejor para ellos en los próximos torneos.

      Eliminar