domingo, 22 de abril de 2012

En otra jornada de gran alegría, Argentina venció 4 a 1 a China y ascendió al Grupo Mundial II de la Fed Cup


Prensa A.A.T.
Paula, María, Florencia y Mailén celebrando el triunfo de Argentina.


Un fin de semana memorable vivenció el tenis femenino argentino de la mano de su joven equipo de Copa Federación. Paula Ormaechea, Florencia Molinero, María Irigoyen y Mailén Auroux, capitaneadas por Bettina Fulco, derrotaron 4 a 1 al seleccionado de China y volverán a disputar, después de 3 años, el Grupo Mundial II de la competencia por seleccionados más importante del tenis de mujeres.

Sergio Llamera / fedcup.com
La emoción de Paula tras su triunfo
definitorio.
Difícil describir las emociones provocadas por este triunfo conseguido por las chicas. Una victoria que no implica sólo lo tenístico, sino que atañe, también, a la dignidad de un sector del deporte muchas veces maltratado por el público e incluso también por la prensa especializada.   

El récord de cerca de 4.500 personas concurriendo al estadio Mary Terán de Weiss los dos días que duró la serie derriba, en principio, varios lugares comunes. Repara y devela. El tenis femenino argentino, a diferencia de lo que se repite mecánicamente sin cuestionamientos, le interesa a mucha gente, está logrando grandes resultados y, a su vez, consiguiendo nuevos adeptos. 

Con un marco de público similar al de la jornada inaugural, Paula Ormaechea ingresó al estadio con la responsabilidad de cerrar, por primera vez en su carrera, una serie de Copa Federación. Y, si bien se la notó nerviosa en algunos pasajes del encuentro, no pasó grandes dificultades para superar, en el cruce de singlistas número 1 de cada equipo, 6-4 y 6-2 a Qiang Wang (223ª WTA), dándole así el ansiado triunfo a la Argentina.  Como es habitual en su juego, Paula impuso su potencia desde el fondo de la cancha desbordando a su rival e intentando incluso en varias ocasiones definir algunos puntos en la red.

"Poder darle este triunfo a Argentina es inexplicable, una experiencia totalmente diferente para mí y estoy muy contenta", manifestó en conferencia de prensa la joven sunchalense tras el triunfo. Además, se mostró agradecida con el público y se refirió a su nueva condición de jugadora número uno del país:


video



Ya con la serie definida, una Florencia Molinero relajada y sin estar al máximo en su motivación luchó constantemente pero cayó por 7-6 (1) - 2-6 y 6-3 ante Yi-Miao Zhou, segunda singlista china, 447ª WTA, pero top 200 un par de años atrás. "Es un paso muy importante que dimos entre las cuatro y toda la gente que ayuda a que el tenis femenino crezca", expresó la rafaelina luego de su partido:


video



Un tiempo más tarde, quienes tuvieron sin dudas una gran satisfacción fueron las doblistas nacionales María Irigoyen y Mailén Auroux. Demostrando que se conocen y complementan muy bien, las chicas derrotaron 6-3 y 6-4 a Chen Liang / Wan-Ting Liu y lograron, así, su primer triunfo juntas en un play-off de Copa Fed.

Prensa A.A.T.
Mailén cubriendo el fondo e Irigoyen dúctil en la red.
Cabe señalar que entre los posibles rivales de Argentina en el Grupo Mundial II se encuentran las selecciones de Alemania, Bélgica, España, Francia, Suecia, Suiza y Ucrania, algunos de ellos ganadores, como nuestro país, del repechaje al Word Group 2 y otros perdedores en los play-offs de la máxima categoría.  

Recordemos que la última vez que Argentina disputó una serie del Grupo Mundial II fue en Febrero de 2010, cuando cayó ante Estonia en Tallínn. Desde entonces, vinieron una caída en el repechaje de ese mismo año, y los dos triunfos en la Zona Americana I, el último de ellos en Febrero pasado con este mismo grupo. Un grupo que, a fuerza de afecto y camaradería, parece consolidarse como un equipo que le permitirá al pais contar con un seleccionado estable de Copa Federación, una cuenta pendiente de los último años, incluso décadas, para Argentina.

Felicitaciones a todo el equipo argentino por este gran triunfo que, superando lo estrictamente deportivo, también alcanza otros aspectos ligados  al desprejuicio, el respeto y el reconocimiento al esfuerzo.


   

No hay comentarios:

Publicar un comentario